Blogia
TEORÍA DEL CONOCIMIENTO

Fenomenología: actitud natural e intencionalidad

Fenomenología: actitud natural e intencionalidad

Dos breves textos de Husserl en los que se expone claramente los conceptos de actitud natural, epojé ("poner entre paréntesis") e intencionalidad:


  1. La «realidad» la encuentro -es lo que quiere decir ya la palabra- como estando ahí delante y la tomo tal como se me da, también como estando ahí. Ningún dudar de datos del mundo natural, ni ningún rechazarlos, altera en nada la tesis general de la actitud natural. «El» mundo está siempre ahí como realidad [...] Conocerlo más completa, más segura, en todo respecto más perfectamente de lo que puede hacerlo la experiencia ingenua, resolver todos los problemas del conocimiento científico que se presentan sobre su suelo, tal es la meta de las ciencias de la actitud natural. [...] Pues bien, en lugar de permanecer en esta actitud, vamos a cambiarla radicalmente. [...] No se trata de una conversión de la tesis en la antítesis, de la oposición a la negación; tampoco de una conversión en conjetura, sospecha, en indecisión, en una duda (en ningún sentido de las palabras): nada de esto pertenece al reino de nuestro libre albedrío. Es más bien algo enteramente peculiar. No abandonamos la tesis que hemos practicado, no hacemos cambiar en nada nuestra convicción, [...] la ponemos, por decirlo así, «fuera de juego», la «desconectamos» la «colocamos entre paréntesis».                                     __________________________________________________
    Ideas relativas a una fenomenología pura y una filosofía fenomenológica, § 31 (FCE, México 1949, p. 69-71).
  2. La intencionalidad es lo que caracteriza la conciencia en su pleno sentido [...] Entendemos por intencionalidad la peculiaridad de las vivencias de «ser conciencia de algo». Ante todo nos salió al encuentro esta maravillosa peculiaridad, a la que retrotraen todos los enigmas de la teoría de la razón y de la metafísica, en el cogito explícito: una percepción es percepción de algo, digamos de una cosa; un juzgar es un juzgar de una relación objetiva; una valoración, de una relación de valor; un deseo, de un objeto deseado, etc. El obrar se refiere a la obra, el hacer a lo hecho, el amar a lo amado, el regocijarse a lo regocijante, etc. En todo cogito actual, una «mirada» que irradia del yo puro se dirige al «objeto» que es el respectivo correlato de la conciencia, a la cosa, la relación objetiva, etc., y lleva a cabo una muy diversa conciencia de él.                                                                                                   __________________________________________________
    Ideas relativas a una fenomenología pura y una filosofía fenomenológica, § 84 (FCE, México-Buenos Aires 1949, p. 198-199).

He aqui otro breve texto del fenomenólogo heteredoxo Emmanuel Lévinas, citado por Jacques Derrida, en el que se muestra una nueva lectura del significado  primariamente "ético" de la intencionalidad husserliana:

[La intencionalidad, la conciencia de] es atención a la palabra o acogida del rostro, hospitalidad y no tematización.

_____________________________________________________________

Emmanuel Lévinas, Totalidad e infinito, Sígueme, Salamanca, 1977, p. 303, citado por J. Derrida, Adiós a E. Lévinas. Palabra de acogida, Trotta, 1998, p.40

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres